Año I – Edición Número 6 – Metafórica Revista

14 de noviembre de 2022, La Plata, Buenos Aires, Argentina

¿Poesía Exótica?

 Por Patricia Cuscuela y Jorgelina Sánchez

La seducción de la palabra nos invita a adentrarnos en caminos poéticos de países o regiones no recorridos, para iluminar visiones poco conocidas, descubrir nuevas voces e indagar sentidos que quedan ocultos en los pliegues del idioma original. Inicialmente, pensamos desde qué lugar abordar ese exotismo, para luego convocar a la poesía. Ivonne Bordelois dice: “Cuando descubrimos su raíz, la palabra se pone a hablarnos de una manera reveladora, de una manera magnética”. Vayamos, entonces, a la raíz: 

– “Exotismo”, del griego exo- de fuera; exótikos- extranjero, exterior. 

El diccionario define al exotismo como una actitud cultural del gusto por lo extranjero. Esa actitud es la que proponemos como punto de encuentro para nuestros análisis, desde la idea de interculturalidad, y estableciendo un diálogo horizontal. Este espacio no se limitará sólo a exponer, sino que además pretende ejercer la comprensión de diversos lenguajes para poder pensar con otros, con lxs autores y con lxs lectores, trenzando cosmovisiones. 

Al respecto, es muy interesante el punto de vista planteado por Victor Segalén a principios del siglo XX y con el que coincidimos, ya que consideraremos el abordaje de lo exótico desplazando una postura superficial de muestra o exhibición que nos ubica sólo en la superficie de su contenido y esencia. Tal vez, la actitud de Segalén que, a través de sus viajes, se interiorizó y trató de comprender y saber, es decir conocer en profundidad  lo distinto a considerar, fue una de las razones por las que sus detractores llegaron a considerarlo un aventurero. Nosotrxs, lxs autorxs de este artículo, la reivindicamos.

Víctor Segalén (1878-1919)

El primer puerto al que arribamos es Víctor Segalén: escritor, poeta, etnógrafo y médico de la marina francesa. Vivió en la Polinesia, en Tahití y varios años en China; aprendió chino mandarín, interesándose por su historia y movimientos políticos. Tal vez esto nos ayude a entender su idea del exotismo como una cierta estética de lo diverso, una categoría de la sensibilidad ante lo extraño. Esta concepción se despliega en sus notas para el Ensayo sobre el exotismo (Una estética de lo diverso), proyecto que nació en octubre de 1904, cuando Segalén tenía veintiséis años. 

La escritura devino cuando navegaba de regreso a Francia por la costa de Java, tras una estancia de un par de años en la Polinesia francesa. En la nota que abre este germen de ensayo -que se vio detenido por la temprana muerte del autor- aparece por primera vez y de manera nítida su deseo: “Escribir un libro sobre el exotismo”. Para ello, traza la idea que irá desarrollando y que se fundamenta en la noción de lo diferente y la percepción de lo diverso, como la comprensión de toda cosa diferente a sí y su poder consecuente, el de concebir lo otro. Desde muy pronto, Segalén vincula la idea a lo diverso cuando dice: me propongo llamar «Diverso» a todo lo que hasta hoy se llamó extranjero, insólito, inesperado, sorprendente, misterioso, amoroso, sobrehumano, heroico y aún divino, todo lo que es Otro; es decir, incluir como valor dominante en cada una de esas palabras la parte esencial de lo Diverso que oculta cada uno de esos términos. (1)

Pretendemos apreciar y difundir su estética de lo diverso, partiendo de las pertinentes observaciones críticas de Víctor Segalén. 

  

Su obra ha tenido un lento proceso de reconocimiento en Francia, sus textos se difundieron a partir de 1960. Además de los apuntes del proyecto del ensayo que mencionamos -que no ha perdido vigencia en el mundo globalizado actual- las obras conocidas post mortem son la novela René Leys (1921); Orfeo rey (1921), drama escrito para una ópera de Debussy; poemarios inéditos y varios ensayos. En Estelas (1912), el autor expone el estilo característico de la poesía china articulado con pintura (ideogramas) en las composiciones artísticas. La estructura de la obra ordena sesenta y cuatro poemas según las cinco direcciones de la tradición china: este, sur, oeste, norte y centro, e introduce un grupo denominado Estelas al borde del camino.

A continuación, presentamos algunos fragmentos:                                 

Estelas

Los tres himnos primitivos

Los tres himnos primitivos que los tres Regentes habían nombrado: los Lagos, el Abismo, Nubarrones, se borraron de todas las memorias.

Que sean de este modo recompuestos:

Los Lagos

Los lagos, en sus palmas redondas ahogan el rostro del Cielo:

He girado la esfera para observar el Cielo.

Los lagos, golpeados por ecos fraternales en número de doce:

He fundido las doce campanas que fijan los tonos musicales.

 

El abismo

Cara a cara con la profundidad, el hombre, frente inclinada, se recoge.

¿Qué ve en el fondo del hueco cavernoso? La noche bajo la tierra, el Imperio de sombra.

Yo, inclinado sobre mí mismo y escrutando mi abismo, -oh, yo- me estremezco,

me siento caer, me despierto y no quiero ver más que la noche.

 

Nubarrones

Estos son los pensamientos visibles del alto y puro Señor-Cielo. Unos compasivos, repletos de lluvia.

Los otros transportando sus preocupaciones, sus justicias y sus cóleras sombrías.

Que el hombre que reciba mis dones o encorvado bajo mis golpes conozca a través de mí, el Hijo, los designios del Cielo ancestral.

Para ello he nombrado al himno de mi reino: Nubarrones.

 

El primer tramo de “¿Poesía Exótica?” llega aquí a su fin. En esta sección de la revista Metafórica les proponemos una invitación a lenguajes manifiestos para descubrir lo invisible y resonante, lo espacial y temporal, los dones de diversas culturas del mundo, y así transitar la experiencia de vibrar con los sonidos internos que nos plantea esta travesía.

1) Extractado de la Nota de la editorial La línea del horizonte ediciones, pag.10, en la Primera edición de enero de 2017, España.

(2)Traducción de los poemas de Mariano Rolando Andrade.

 

3 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *